Archive for Curiosidades

Diez y nueve retoños

19 retoños2

Esta imagen fue encontrada en el archivo personal de Marceliano Posada que pertenece a la Sala Antioquia. Buscando más información sobre esta familia, se encontró un artículo en la revista Cromos del 26 de agosto de 1916. En esta entrada, compartiremos algunos apartes de ese artículo.

Emiliano Botero (Sonsón) y Rosario Gómez (La Ceja), un matrimonio con diez y nueve  (19) hijos, todos vivos. La fotografía fue tomada en la casa de campo del señor Botero, en Pácora. Esta imágen nos da a conocer esta “sagrada familia” en toda su extensión, es, por si sola, una exégesis completa, una explicación clara y terminante de aquello que llamamos la preponderancia de la raza antioqueña.

¡Diez y nueve hijos! Pása, lector, los ojos por el cuadro y contarás diez y ocho de izquierda a derecha. Por el momento te quedas preguntando por el otro, por el diez y nueve. Y tendrás que detallar algo para distinguirlo. Míralo allí, en el centro del cuadro, sobre el suelo, entre dos matas , acostadito y en actitud de morderse el pie izquierdo. Ese es el último de la gloriosa estirpe, si es que a sus papás  no les da el cielo otro retoño para completar los veinte.

Diez y nueve hijos. Once varones y ocho mujeres. Todos robustos y bien parecidos. Descalzos los pequeños (¡menudo problema el de calzarlos a todos!). Pero así, descalzos, resultan más sencillos, más patriarcales, más humildes. Y los ama uno más porque los ve más campesinos  y menos tocados de las complicaciones y exigencias de la ciudad.

Aquí tenemos el ejemplo. Aquí está el cuadro. Allí está don Emiliano Botero, padre de diez y nueve hijos y mañana abuelo de doscientos nietos. Allí está, al lado de su marido, doña Rosario, cuyas entrañas han sido santificadas diez y nueve veces con el dolor fecundo de la maternidad.

19 retoños

En total, este matrimonio tuvo 21 hijos:

1) Luís Eduardo Botero Gómez, nacido en Sonsón el 20 de Enero de 1.892.

2) María Botero Gómez, nacida en Sonsón el 27 de Abril de 1.893. La mató un rayo siendo joven, en San Lorenzo corregimiento de Pácora (Caldas).

3) Ignacio Botero Gómez, nacido en Sonsón el 31 de Julio de 1.894.

4) Ana de Jesús Botero Gómez, nacida en Sonsón el 17 de Abril de 1.896.Fue monja y se le conoció como la Hermana Lucrecia.

5) Martiniano Botero Gómez, nacido en Sonsón el 10 de Junio de 1.897. Se casó en Pácora (Caldas) con María Correa Ángel, y en segundas nupcias con Julia Maya Gutiérrez

6) Emilia Botero Gómez, nacida en Sonsón el 25 de Julio de 1.898.

7) Arcadio Botero Gómez, nacido en Sonsón el 12 de Enero de 1.900, casado el 16 de Agosto de 1.934 con Josefina Botero Botero, nacida el 27 de Febrero de 1.914 y fallecida el 2 de Julio de 1.990 a la edad de 76 años.

8) Francisco Botero Gómez, nacido en Sonsón el 6 de Octubre de1.901. Murió siendo soltero.

9) Gerardo Botero Gómez, nacido en Sonsón el 7 de Noviembre de 1.902 y casado en Sonsón el 10 de Febrero de 1.935, con Elena Bayer Jaramillo nacida en Sonsón el 27 de Noviembre de 1.911.

10) Marcelino Botero Gómez, nacido en Sonsón el 31 de Enero de 1.904, y casado en Sonsón el 27 de Diciembre de 1.943 con Mariela Giraldo Robledo.

11) Ana Luisa Botero Gómez, nacida en Sonsón el 26 de Junio de 1.904. Fue Monja.

12) Daniel Botero Gómez, casado con Áurea Restrepo Jaramillo.

13) Aquilina Botero Gómez, casada con Agustín Álvarez González.

14) Gabriela Botero Gómez. Murió soltera.

15) Leonidas Botero Gómez. Se casó.

16) Inés Botero Gómez. Se casó.

17) Angelina Botero Gómez. Murió soltera

18) Javier Botero Gómez. Fue sacerdote.

19) Margarita Botero Gómez. Fue monja, y se le conoció como la Hermana Javier del Rosario. Javier como su hermano Javier que fue sacerdote, y Rosario en memoria de su madre.

20) Elisa Botero Gómez.

21) Benito Botero Gómez. Murió siendo muy niño.

Referencias

http://boterogutierrez.blogspot.com

Revista Cromos. Agosto 26 de 1916

Archivo personal Marceliano Posada

Cristina Silva Rodríguez

Dejar un comentario

Kardonné el mago: los grandes misterios y la magia del amor. Oraciones y conjuros de gran poder

Kardonne

Hace algunos años llegó a la Sala Antioquia una publicación que se distribuía en Medellín por solo 15 pesos. No sabemos con exactitud en qué momento se comercializó, no tiene fecha de publicación. Lo que se puede decir es que, con estos conjuros, se garantiza que usted sea una persona  exitosa en el amor. A todo lo que desee hallará respuesta en tan solo treinta y cinco páginas llenas de secretos que le ayudaran a: hacerse amar de un hombre, hacerse desear de todas las mujeres, enamorar locamente a un viudo, conservar la belleza, triunfar en todas las empresas, entre otras.

En la primera página podemos ver la siguiente información:

PREFACIO

La presente obra es entre sus similares, la más autorizada, la más explícita por cuanto en ella se encierra una serie de secretos, como así determinadas oraciones de un valor eficaz inapreciable para todas aquellas personas, que se han dedicado a conocer de cerca el enigmático problema de la magia y sus fenómenos psíquicos. Mucho se ha hablado y podrá hacerse acerca de la hechicería antigua, los grandes maestros del ocultismo San Cipriano, Icos, Alberto el Grande y otros han volcado dentro de su estado maravilloso, todo un tesoro de su ciencia y espíritus inquietos han sabido recoger el fruto entrañando para si las lecciones de aquellos eruditos en la materia oculta.

Pero recomendamos a la consideración de todos el texto de este libro, por ser el más completo de cuantos se han publicado.

ALGUNOS CONJUROS

  • Para hacerse amar de un joven soltero

Procúrese tener el joven en cuestión un objeto que haya llevado mucho tiempo encima y, por la noche, al acostarse, colóquese la operadora dicho objeto en el centro de los pechos y piense intensamente en su amado hasta que se duerma. Esto lo hará por lo menos nueve noches seguidas. Luego tomará un trozo pequeño del objeto y lo quemará un viernes al salir el sol. Guardará las cenizas, y cuando tenga ocasión procurará hacerlas deslizar en el cuerpo del hombre. Si esto no fuere posible, hágaselas tocar al darle la mano.

  • Para hacerse amar de todas las mujeres

Para hacerse amar de todas las mujeres, el que lo desee debe llevar encima y de manera que le toque la piel del pecho izquierdo una bolsita de seda verde que contenga el corazón de una paloma y los ojos de un gato, todo puesto a secar y reducido a polvo. Hay que advertir que este filtro debe ser preparado un viernes de primavera o en el solsticio de verano.

  • Para impedir la influencia de los sortilegios

La artamisa tiene el poder maravilloso de pedir la influencia de los sortilegios; más para ello ha dehaber permanecido tres días cubierta por la orina de una muchacha virgen de diez y seis años.

  • Para curar la impotencia

Báñese por espacio de quince días y tres veces diarias, el prepucio en una composición formada como sigue:

                                Tómese tres adarmes de hojas de romero pulverizadas y una onza de espíritu de hiernabuena. Mézclese bien estas sustancias y hágaselas hervir tres cuartos de hora en un azumbre de esencia de rosa; agréguese luego media nuez moscada sin machacar, quince o diez y seis gotas de espíritu de vino y cinco de sangre del ala derecha de un pichón. Para tomar los baños se tendrá que atar el miembro.

El Profesor Kardonné atiende toda clase de consulta por correspondencia.

Escriba al Apdo. Aéreo No. 4026 de Medellín – Colombia

(Incluyendo la suma de $ 20.oo) y recibirá Respuesta Inmediata

Cristina Silva Rodríguez

Dejar un comentario

Caminos, Carreteras y Vehículos

En esta entrada, la Sala Antioquia ha querido compartir uno de los escritos de Cosas viejas de la Villa de la Candelaria de Lisandro Ochoa , publicado por la Escuela Tipográfica Salesiana en Medellín en el año 1948. Igualmente, algunas fotografías de diferentes momentos en la historia del transporte en la ciudad. Estas fotografías no hacen parte de la publicación, pero complementan el artículo.

Sector La Alhambra. Benjamín de la Calle. 1905. Archivo Fotográfico BPP

Sector La Alhambra. Benjamín de la Calle. 1905. Archivo Fotográfico BPP

Vehículos de ruedas.—La primera empresa de transportes que se conoció en Medellín fue la de don Modesto Molina. Estaba formada de un carro pesado llamado “La Diligencia”, y tres vagones que con la anterior eran empleados para el servicio de pasajeros; tenía además varias carretillas para carga. La Diligencia la arrastraban cuatro mulas, las cuales se reponían cada dos leguas; estaba montada sobre cuatro gruesas ruedas de madera guarnecidas con hierro de una por tres y media pulgadas; forrada por dentro y por fuera de vaqueta sin pintar y en lugar de resortes tenía unas correas dobles que le daban un movimiento de “columpio”. Los equipajes se llevaban en la parte de atras en un espacio en forma de maleta. Tenía también La Diligencia un segundo piso, cuyos asientos eran protegidos por barandas, se le llamaba “El Imperial” y los pasajeros que preferían dicho sitio estaban expuestos al sol y a la lluvia.

Los vagones eran similares a la diligencia, con la diferencia de que sus asientos estaban colocados en forma de escaños como los camiones de hoy.

Las carretillas tenían las mismas características de las actuales, siendo sí más pesadas y eran arrastradas por bueyes.

Ya podremos imaginarnos cómo serían de agradables y rapidos los paseos y transportes en tales vehículos que carecían de resortes y amortiguadores que nos defendieran de los baches y demás deficiencias de nuestras primitivas calles y carreteras!

En esta misma época tuvo don Alvaro Restrepo una empresa de carruajes fabricados por su hermano el experto don Eusebio.

Don Pedro Bravo poseía dos buenos coches de alquiler, fabricados en esta ciudad, los cuales los administraba don Pedro A. Echeverri, quien más tarde fue empresario en el ramo de transportes por largos años.

Primer coche fúnebre. Melitón Rodríguez. 1908. Archivo Fotográfico BPP

Primer coche fúnebre. Melitón Rodríguez. 1908. Archivo Fotográfico BPP

El primer coche de lujo lo importó de Francia don Pastor Restrepo, quien al ausentarse se lo vendió a un señor que se conocía con el nombre de “Juan Cochero”, quien por mucho tiempo lo tuvo de alquiler en la ciudad. Don Gonzalo Gaviria trajo también un bonito cochecito de dos puestos, sin pescante, y él mismo lo guiaba. El público le daba el nombre de “la media canasta”, por la forma de la canasta que tenía en la parte de atrás y por estar construído de mimbre.

Muy popular era en la ciudad “la berlina de Gill”, nombre que se le daba a un coche de alquiler, americano, y que era propiedad de un negro jamaicano, muy “rascapulgas”, de apellido Gill.

Antiguamente los materiales de construcción como piedra, adobes, arena etc., se movilizaban en “zurrones” de cuero llamados árguenas, las que transportaban pobres bestias semi-inválidas; por muchos años fue contratista de este servicio un tal ño Gaspar. Las maderas y “cañabravas” se transportaban en “rastras”, las que levantaban grandes nubes de polvo en los caminos y producían un ruido especial.

Luego se principiaron a construir en la ciudad carros de madera de dos ruedas, para reemplazar el sistema primitivo de transportes de materiales de construcción y de algunos otros artículos; estos eran tirados por una sola bestia.

Las calles centrales de Medellín, estaban pavimentadas con pedruscos, con exagerado declive al centro por el cual corrían los desagües de algunas casas. Cuando se comenzo a arreglar el piso con piedras más menudas y en forma ovalada y con menos declive las aceras, también se fue arreglando el piso de los caminos, y como es de suponer, se mejoró el servicio de transportes.

Los señores Luciano y Fernando Restrepo y doña Manuela Del Corral de Villa y algunas otras distinguidas personas adineradas de la ciudad, importaron coches franceses de lujo, y también otros para alquilar, entre ellos algunos americanos, que dieron buen resultado por lo livianos.

Después de una temporada en Europa, don Carlos C. Amador, trajo un pesado y lujoso coche con su correspondiente tiro de yeguas normandas y un simpático cochero de voluminosa figura llamado Joseh. Cochero, coche y yeguas eran de tamaño heróico y llamaban la atención en las calles de la Villa.

Palacé 1926. Melitón Rodríguez.  Archivo Fotográfico BPP.

Palacé 1926. Melitón Rodríguez. Archivo Fotográfico BPP.

Quizá por el mismo tiempo don Pedro Vásquez J., trajo un pequeño coche y un caballo de pura sangre, del cual se decía que era el mejor trotón que había pisado las calles de Medellín. Cuando la feria de ganados se verificaba en la población de Itagüi, tuvo don Pedro la mala suerte de perder su hermoso animal, pues en una ocasión que dejó solo el coche en la plaza, el caballo se desbocó con dirección a la ciudad; algunos jinetes trataron de atajarlo, pero él aceleró su marcha hasta llegar al puente de “Doña María”, se arrojó por encima de este y se mató. El coche quedó en un estado lamentable.

Algun tiempo después don Juan B. Vásquez, importó una elegante “Victoria” con unas hermosas yeguas alazanadas. El Sr. Vásquez, antes de su viaje para Guatemala, vendió el coche y las yeguas al señor José María Amador, quien lució tan completo equipo el día de su matrimonio con la distinguida dama Sofía Llano.

Don José Miguel Botero también trajo un lujoso carruaje, con tronco de yeguas, que fueron muy admiradas por su tamaño, belleza y su imponente paso.

De este tiempo en adelante se creció tanto este servicio que sería imposible detallarlo. Un grupo de caballeros de gran espíritu progresista formó una sociedad con el nombre de “Cía. Urbana de Carruajes de Medellín”. Trajeron algunos coches y compraron otros de segunda mano, los cuales pusieron en alquiler; pero si fue de utilidad para Medellín, también causó fracaso como empresa comercial, no se si por mala administración o por falta de constancia de sus dueños.

Tranvía a La América. Estación del ferrocarril Medellín. Benjamín de la Calle 1923. Archivo Fotográfico BPP.

Tranvía a La América. Estación del ferrocarril Medellín. Benjamín de la Calle 1923. Archivo Fotográfico BPP.

La primera “Victoria” dotada de llantas de caucho, la trajo don Uladislao Vásquez, e hizo época, siguendo su ejemplo otros muchos.

Al que esto escribe también le tocó actuar en el ramo de vehículos de ruedas. En una ocasión, tropecé en un catálogo americano, con un aviso gráfico de unos cochecitos de dos ruedas, con llantas de caucho, iguales a los que había visto en unos campos vecinos a la ciudad de Boston , los cuales habían llamado extraordinariamente mi atención por lo livianos y fáciles de guiar, pues se tenía el placer de conducirlos, prescindiendo del enojoso cochero. Pedí uno para mi uso, y a la llegada de este, varios amigos me insinuaron que trajera algunos para la venta. Sucedido esto, el público los recibió con agrado, llegando a ser populares. Al poco tiempo se contaban muchos, especialmente por los campos vecinos a los alrededores de El Poblado, Envigado y Bello. En las tardes de veraneo se veían hermosas damas de la sociedad guiando tan simpáticos cochecitos.

De los vehículos de ruedas de aquellos tiempos no nos quedan sino los carros de tracción animal para transportar los materiales de construcción, víveres y algunos bultos de mercancías, y un reducido número de cocheros, entre ellos el muy popular “Papa”.

Automóviles. –-El precursor del automovilismo en Medellín fue don Carlos C. Amador. Este progresista caballero al regreso de uno de sus viajes por Europa trajo un pequeño automóvil francés; en aquellos tiempos apenas comenzaba la industria y esta era muy deficiente. El día del estreno del vehículo fue de gran emoción en la vida pueblerina de Medellín. Cuando el señor Amador salió de su casa (el Palacio Amador como se le nombraba) y que estaba situado en la calle de Palacé, muchos curiosos quisieron ver el vehículo y a su experto choffer, el cual había sido traído expresamente con este fin. El automóvil recorrió normalmente algunas cuadras, pero al llegar frente al hoy Banco Alemán Antioqueño, “se resistió” y fueron inútiles los esfuerzos que se hicieron para hacerlo seguir. Empujado por unos granujas regresó al Palacio.

Mucho tiempo después cuando ya se iniciaba la fiebre automoviliaria, el hábil mecánico don Roberto Tisnés arregló el automóvil del señor Amador y un día de carreras en “El Frontón de Jai-a-lai” el señor Tisnés lo usó de nuevo dando dos o tres vueltas a la pista, pero nuevamente se dañó y no volvió a dar señales de vida.

El dinámico don Gonzalo Mejía en asocio de don Luciano Restrepo R., don Vicente V. Villa y los señores Echavarrías formaron sociedad y trajeron un vehículo más perfeccionado, para alquiler en la ciudad, llamado “El automóvil rojo”. Este “dio golpe” en Medellín. Poco a poco se fueron introduciendo hasta llegar al número sorprendente que tenemos en la actualidad.

Al principio el uso de tantos vehículos era únicamente de lujo y para casos especiales porque la gasolina se importaba de los Estados Unidos y cuando se escaseaba, subía su precio hasta cincuenta pesos la caja de diez galones, la que se consigue hoy a 53 centavos el galón.

Los carros de alquiler cobraban diez pesos por hora y en algunos días como los Jueves y Viernes Santos, subía hasta doce pesos la hora de servicio.

Así, la industria automoviliaria no vino a tomar verdadero desarrollo sino cuando tuvimos la gasolina nacional de los pozos de Barrancamermeja. La luz era producida antes por unas lámparas alimentadas con carburo de calcio. Después vino la mejora de linternas eléctricas, accionadas por el acumulador de los mismos automóviles.

Diciembre — 1942

Comments (3)

Barriadas marginales un problema social

Trabajo realizado dentro del Curso Post-Graduado de Planeación Metropolitana del Instituto Colombiano de Planeación Integral INCOPLAN 1965

Definiciones y significados de los tugurios:

A menudo se hace una falsa distinción sobre los aspectos físicos de los tugurios, entre malas condiciones de vivienda y familias mal alojadas. En muchas definiciones de tugurios el acento se pone sobre la propiedad, no sobre los residentes. El hecho sin embargo,  puede tomarse en consideración: no se evalúa más la propiedad que los residentes sino que también es más fácil demostrar el deterioro físico que el deterioro humano. La mayoría de las definiciones de tugurios son de caracter legal y administrativo; establecen ciertos criterios físicos,  según los cuales puede llevarse a cabo la acción gubernamental.

En las siguientes imágenes se puede apreciar como era el sector de Otrabanda en la década del 60,  más conocido hoy como el barrio Carlos E. Restrepo.

Otrabanda (Zona de invasión). En lugar céntrico de la ciudad el fenómeno de los tugurios es más grave.

Otrabanda (Zona de invasión). En lugar céntrico de la ciudad el fenómeno de los tugurios es más grave.

Otrabanda (Medellín) Un grupo de jóvenes que habitan en los ranchos de cartón juegan dinero. Qué más hacer cuando no se tiene educación ni trabajo?

Otrabanda (Medellín) Un grupo de jóvenes que habitan en los ranchos de cartón juegan dinero. Qué más hacer cuando no se tiene educación ni trabajo?

Tugurios en la BPP

Hacia 1965 en Medellín se concentraban 772.887 habitantes y estaba dividida en seis comunas, seis veredas y cinco tugurios.

Barriadas marginales:

Edificadas en la periferia de las ciudades, en terrenos impropios para la construcción. Es un fenómeno que se encuentra de una manera general en las ciudades de los países en vía de desarrollo; este fenómeno se debe especialmente al éxodo rural, factor que proporciona un desarrollo anormal de las mismas ciudades, por la incapacidad de estas, para alojar en forma adecuada a las personas que llegan.

Barrio Santo Domingo (Medellín) Los habitantes de esta amplia zona de tugurios carecen de toda clase de servicios. Solamente un camino para llegar a su inadecuada vivienda.

Barrio Santo Domingo (Medellín) Los habitantes de esta amplia zona de tugurios carecen de toda clase de servicios. Solamente un camino para llegar a su inadecuada vivienda.

Barrio Santo Domingo (Medellín). Los tugurios son construidos en terrenos no aptos para la construcción.

Barrio Santo Domingo (Medellín). Los tugurios son construidos en terrenos no aptos para la construcción.

En Medellín muchos barrios surgieron inicialmente como invasiones. Es un fenómeno que se ha desarrollado desde décadas atras y se ha incrementado por el desplazamiento. En esta tesis podemos observar algunas imágenes de los inicios de los barrios de Medellín.

Clasificación 307.74 L864 Clic para ir al catálogo

Comments (3)

Álbum de afectos íntimos. Fabricio Villa. 1882.

Álbum de afectos íntimos. 1882

Este es un bello diario escrito por el médico antioqueño Fabricio Villa Pardo en 1882, en la ciudad de Sopetrán. El doctor Fabricio Villa reunió escritos propios, de amigos y familiares que conocieron a su hija Elisa. Al pasar sus páginas una por una, se percibe entre líneas, dibujos y adornos el sentimiento y los afectos que dejaron plasmados quienes allí dejaron sus firmas. Especialmente, la forma de honrar la memoria idolatrada de una madre ausente para llenarla con las virtudes de Elisa ofreciéndola como modelo a sus pequeñas hermanas de la tristísima orfandad.

El Álbum de afectos íntimos está escrito con  una caligrafía excepcionalmente hermosa, contiene poemas, cartas, dedicatorias, pensamientos, plegarias y otras clases de escritura que componen esta especie de diario sentimental de un hombre que veneró a su familia. Es bellamente ilustrado con fotos, láminas, dibujos y arboles genealógicos, con la colaboración de algunos de sus amigos como: Januario Henao, José María Martínez Pardo, Pedro Nel Ospina y Francisco Trespalacios, entre otros. Cuyos talentos y nobilísimos sentimientos han hecho de las 462 páginas un libro verdaderamente hermoso.

A mi hija Elisa

El valor estético e histórico que se desprende de este Álbum de afectos íntimos del siglo XIX, versa en los escritos con un lenguaje poético, triste y sentimental a la vez. El autor lo expresa de la siguiente manera:

 “Habéis contemplado una de esas tristes noches de invierno en que la lluvia cae en menudísimas gotas, incesante y silenciosa, como si la Naturaleza llorase resignada una gran desgracia? Y habéis visto también, como tras una noche con sus tibios rayos las gotas de agua que, cual lágrimas de dolor, muestran las hojas de melancolía ciprés al lado de una tumba? Pues allí tenéis la imagen de este libro. En algunas de sus páginas hallaréis tristeza y llanto; en otras consuelos y esperanzas. Este libro sonríe también en ocasiones; pero su sonrisa es unas veces la de la divina caridad que consuela, y otras, la de la desgracia consolada”.

Hijos mios

Esta obra es considerada una de las joyas que reposan en la Sala Antioquia, es admirado y estudiado por los usuarios que nos visitan, no solo por su caligrafía hermosa, estilo y forma de presentación sino también, por el sentimiento familiar hacia Elisa, quien cumplió el papel de hija, hermana y madre de sus pequeñas hermanas huérfanas. De esta manera, la vida de Elisa esta guardada en más de cuatrocientas páginas, para ser contada y difundida en nuestra sociedad que aun quiere maravillarse por las historias que existieron en el siglo XIX, a través de un diario personal.  

 Vale la pena mencionar que el doctor Fabricio Villa nació en Santa fe de Antioquia en 1831 y murió en 1904. Hijo de Isidoro Faustino Villa y Mercedes Pardo Armero. Estudio en el Colegio Seminario de San Fernando de Antioquia. En 1837 viajó a Bogotá y el 19 de febrero de 1851, recibió el grado en Medicina, profesión que ejerció un tiempo en Bogotá, para luego volver a Antioquia. Fue discípulo de Vargas Reyes, y junto a otros de sus estudiantes, publicó en 1856 una relación de intervenciones quirúrgicas realizadas por él. Participó en la guerra de 1854 contra la dictadura de José María Melo, siendo médico del Batallón Antioquia, entrando a Bogotá con el ejército victorioso del general Henao. Fue miembro de la Academia de Medicina de Medellín.[1]

Árbol genealógico

Plegaria a la virgen

 

A F. Trespalacios. Mi caro amigo.

Genealogía

  


[1] Mejía Cubillos, Javier. Diccionario biográfico y genealógico de la elite antioqueña y viejocaldense. Segunda mitad del siglo XIX y primera del XX. Pereira, 2012. p. 231. En línea: https://docs.google.com/viewer?a=v&q=cache:Vw6a7eb-X1MJ:www.almamater.edu.co/sitio/Archivos/Documentos/Documentos/00000705.pdf+album+siglo+xix%2Bfabricio+villa&hl=es&gl=co&pid=bl&srcid=ADGEESgMkFWgvTBjJHn_mB83tGEuSDgJ8aMkK_rxGxftnCwUMh24kNaWrgbX0eIddeLtuN2W0S0xlRWIfUD6IAQX5RYr2CkNJDo6IUagaW3PWwUeBJO_t0aJbBfi8w0kJ3Gey7XvGR9U&sig=AHIEtbRWH4VX2DtD7CbwMJnkUa2r-LXR4g(consulta 31/05/2012)

Dejar un comentario

Novias sin dientes

 

Recorte hallado en una revista de la Sala Antioquia de la Biblioteca Pública Piloto. Al parecer, data de enero 22 de 1961.

Dejar un comentario

Algunos acontecimientos de Septiembre

1254: 15 septiembre nace en Venecia (Italia) Marco Polo mercader y explorador veneciano

1321: 14 de septiembre muere en Ravena (Italia) Dante Aligheri autor de la Divina Comedia

1513: 25 de septiembre Vasco Nuñez de Balboa descubre el Mar del Sur (Océano Pacifico)

1519: 20 de septiembre Fernando de Magallanes sale de Sanlucar de Barrameda dirigiendo una expedición en búsqueda de las malucas; logrando esta expedición dar la primera vuelta al mundo, en su viaje descubre el paso que se da en llamar estrecho de Magallanes

1522: 6 de septiembre llega a San Lucar en Cadiz Juan Sebastian Elcano después de dar la vuelta al mundo y con pocos de los integrantes de la expedición que fuera encebezada por Magallanes

1547: 29 de septiembre nace Miguel de Cervantes Saavedra, escritor español autor de El Quijote de La Mancha

1592: 13 septiembre fallece Michel de Montaigne escritor y filosofo francés

1658: 3 de septiembre fallece Oliver Cromwell, lider político y militar ingles Lee el resto de esta entrada »

Dejar un comentario

Older Posts »