Archive for Violencia Antioquia

La Sala Antioquia de la Biblioteca Pública Piloto, apoya a las víctimas de la violencia, brindándoles información a través de los recortes de prensa

Históricamente, el país ha sido caracterizado por un sin número de conflictos internos, a causa de los actores armados enfrentados, generando fenómenos entre la población civil como: homicidios, secuestros, desaparición forzada, tortura, desplazamiento forzado, masacres, minas antipersonas, entre otros.  De acuerdo a un estudio realizado por la Fundación Forjando Futuros y otras entidades afirman que: “En los fenómenos mencionados siempre existe una persona o varias, incluso toda la comunidad o municipio que soporta las consecuencias de dichos actos, personas a las que se les denomina victimas”.[1]

http://web.usbmed.edu.co/usbmed/formacion/docs/victimas_en_contexto_de_violencia.pdf

Por ello, el Gobierno Nacional en cabeza del Señor Presidente de la República, Doctor Juan Manuel Santos Calderón, han liderado la construcción de un consenso general que le asegure al país, una ley integral de atención a las víctimas, reconociendo la titularidad de los derechos a la verdad, justicia y reparación que les asiste. Una ley, que como él mismo ha señalado “…ayudará a saldar una deuda moral con las víctimas”. Un avance importante en la aplicación de esta ley es la creación de la Red Nacional de Información para la Atención y Reparación a las víctimas como instrumento que contribuirá a sistematizar la información sobre las circunstancias y determinantes de las violaciones y facilitará el reconocimiento de los derechos de las víctimas.

Según la Ley 418 de 1997, se entiende por víctimas de la violencia política aquellas personas de la población civil que sufran perjuicios en su vida, o grave deterioro en su integridad personal o en sus bienes, por razón de atentados terroristas, combates, secuestros, ataques y masacres, entre otros. (Muerte, incapacidad permanente, lesiones personales, secuestro, amenazas, pérdida de bienes). Para más información consultar el siguiente link:

http://www.accionsocial.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=297&conID=1736&pagID=5325

La Sala Antioquia de la Biblioteca Pública Piloto, sección creada en 1985 para rescatar, conservar y difundir el patrimonio bibliográfico y documental concerniente al departamento de Antioquia en cualquier clase de soporte como: libros, publicaciones seriadas, folletos, mapas, discos, partituras, libros raros y primeras ediciones, recortes de prensa, manuscritos, archivos documentales de familias y personajes, documentos gráficos, planos, catálogos de exposiciones y otros, etc.

Cuenta con un equipo profesional, quienes brindan a toda la ciudadanía la búsqueda de información que los usuarios requieran. Especialmente, para aquellos ciudadanos que tienen derecho a los beneficios de la ley de reparación de víctimas del conflicto armado. Basados en recortes de prensa sobre violencia, grupos armados, desmovilizaciones, desplazamientos por la violencia. Como también, información sobre los barrios, comunas de Medellín, municipios antioqueños y estudios locales de la región. Estos recortes de prensa, datan desde la década del 90 hasta la actualidad. Es necesario aclarar, que la sala Antioquia no conserva la prensa completa sino las noticias más relevantes del día.

La atención en la Sala Antioquia es de lunes a viernes de 8:30 am a 7:00 pm y los sábados de 9:00 am a 6:00 pm en jornada continua. La ubicación de la Sala Antioquia es en el segundo piso de la Biblioteca Pública Piloto, Torre de la Memoria contiguo al Archivo Fotográfico.

Para más información sobre reparación de víctimas se puede consultar los siguientes enlaces:

http://www.dps.gov.co/Unidad_de_Victimas/Ley_de_Victimas.aspx

http://www.accionsocial.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=455&conID=1667&pagID=11197

http://www.medellin.gov.co/irj/portal/ciudadanos?NavigationTarget=navurl://b4be38d69e9f77d3bb1985d91c1e75c2

http://www.accionsocial.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=127&conID=621


[1] Insuasty Rodríguez, Alfonso y otros. Las victimas en contextos de violencia e impunidad. Caso Medellín. 2010. p.26.

Anuncios

Dejar un comentario

El caso Posadita o El crimen del sótano: la historia que no se dejará de contar

Fotografía del edificio Fabricato tomada en 1952 por el fotógrafo Francisco Mejía. Archivo Fotográfico. Biblioteca Pública Piloto.

Para muchos no es desconocido el  crimen que marcó una época en la historia de Medellín. Ya  hace más de cuarenta y cinco años que sucedió el asesinato de Ana Agudelo y aún  el suceso todavía no es  claro, pues la persona que fue declarada culpable niega haber sido responsable del delito aun después de haber pagado la condena.

En la década de los sesenta, la ciudad fue marcada por una fuerte violencia; sin embargo, entre los hechos violentos de aquella década, ninguno causó tanto revuelo en la opinión pública medellinense como lo hizo este crimen. A eso se le puede sumar el reconocimiento y difusión que tenía en el medio la prensa sensacionalista de aquella época como lo fue el periódico Sucesos sensacionales, que circuló en el país desde la década del cincuenta hasta los años setenta.

El Caso Posadita, también conocido como el Crimen del sótano, se convirtió en un caso tan reconocido como el del Crimen del Aguacatal a finales del siglo XIX. La investigación duró hasta dos años después del crimen cuando Posadita fue sentenciado  a veinte años de prisión, inicialmente en la Ladera y luego en la isla de Gorgona. Finalmente, sólo pagó once años de condena.

Para los que no conocen la historia, presento a continuación algunos datos de manera breve. En 1968, Ana Agudelo de 23 años, laboraba como ascensorista en el edificio de Fabricato ubicado en la calle Boyacá con Junín. Allí conoció a Abel Antonio Saldarriaga Posada, quien trabajaba como celador. Un día, Ana debió regresar al edificio por sus uniformes; en el lugar solo se encontraba “Posadita”. Según su hermana, la chica no volvió a salir del edificio y no la volvieron a  ver nunca más. Se dice que once días más tarde  se comenzó a sentir en el edificio un olor putrefacto que despertó sospechas y condujo a la búsqueda del cuerpo por parte de los bomberos y la policía. Así fue como hallaron a Ana. Sin embargo, dicho hallazgo, para estupefacción de las autoridades, tardó  más de lo esperado. La ascensorista había sido picada por lo menos en cien pedazos y aún después de mucho buscar, no se encontraron algunos. Las partes del cuerpo fueron escondidas en diferentes lugares del edificio; inclusive en los techos aledaños se encontraron algunos restos, al parecer no se encontraron los genitales de la víctima.

Ante este hecho, se entiende por qué se generó tanto sensacionalismo y  día tras día la gente estuvo a la expectativa de cualquier nuevo hallazgo. Este asesinato  es considerado como un crimen pasional, muchos contaron lo enamorado que se le veía a Posadita de su compañera, de igual manera, lo indiferente que ella era con él, pues, éste era un hombre casado y mayor y al parecer ella estaba enamorada y pensaba casarse con otro hombre.

Esta historia ha sido narrada por muchos. En 1979 se publica la novela Alias Posadita, confesiones de un vampiro, del escritor antioqueño Mauro Álvarez. En este texto se aborda el caso desde la perspectiva de la ficción y el autor declaró que se aprovechó del suceso para escribir sobre el tema del vampirismo urbano a partir del mal olor de la ciudad. Alfonso Upegui Orozco, cronista judicial del periódico El Colombiano, también conocido como Don Upo, escribió algunas columnas dedicadas a dicho crimen, y en el libro de Francisco Velásquez Gallego, Don Upo. Vida y obra del periodista que con mejor picaresca trató los crímenes de Medellín y Antioquia a mediados del siglo XX se puede leer la forma en que dió cubrimiento a este suceso. La periodista Luz Ofelia Jaramillo, quien ganó en  1990 el Premio Nacional de Periodismo CPB por su trabajo El caso Posadita; Un crimen contado dos veces, cuenta una segunda versión de los hechos. Por otra parte, el director de cine Víctor Gaviria, mencionó hace algunos años su interés por el tema y comentó que está preparando un guión para llevar al cine esta historia la cual llamaráLa muchacha del ascensor.

En los últimos años, los periódicos locales, Centrópolis y  publicaron la noticia en la que se podía ver la fotografía de Posadita con setenta y ocho años de edad, cerca de su lugar de residencia en la zona Nororiental de Medellín. También aparece la entrevista a Norela Agudelo, hermana de Ana Agudelo y con quien estaba el día en que entró al edificio y no la volvió a ver. Posadita, ya casi ciego, dice que se cometió una injusticia y se le culpó por un crimen que no cometió. Culpable o no, fue sentenciado y aunque mucha gente considera que once años de cárcel no son nada en comparación con lo que le sucedió a Ana, la vida se encarga de todo.

Video de la entrevista realizada a Norela Agudelo hermana de Ana por parte del periódico Vivir en el Poblado

                                                                                                                                                                              Por:  Cristina Silva Rodríguez

Comments (1)

Trayectorias del paramilitarismo tras los acuerdos de paz.

Trayectorias del paramilitarismo tras los acuerdos de paz. Análisis del proceso de Desarme, Desmovilización y Reinserción –DDR- de las Autodefensas Unidas de Colombia –AUC- en Antioquia. Gisela Andrea Aguirre García. Conciudadanía, Para que los derechos sean hechos, con el apoyo de IFA (Alemania), Cordaid (Holanda) y DKA (Austria). 2010.

Clasificación: 303.69 A284t

 Ver el texto digital aquí.

 A partir de 2003 comenzó en Colombia un proceso de desmovilización de integrantes de las autodefensas, proceso que acaparo la atención nacional e internacional no solo por el despliegue que ocasionó sino por todo lo que implicó a la sociedad colombiana. Proceso que aún palpita bajo sus secuelas y continúa afectando a muchas personas propias o ajenas a este suceso.

Este texto es el trabajo de Gisela Andrea Aguirre García por el cual le fue otorgado el título de Maestría en Ciencias Políticas por el Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia, entidad que le concedió la calificación de meritorio; su asesor fue Manuel Alberto Alonso Espinal.

En él se presenta un seguimiento al proceso de Desarme, Desmovilización y Reinserción –DDR-  de los miembros de bloques de Autodefensas en Antioquia, discriminado en cada una de sus subregiones. Para ello estudia el fenómeno paramilitar, sus influencias, centros y entornos de poder, relación con el narcotráfico, etc.; presenta valiosos resultados, valora los aciertos y desaciertos de esta política del gobierno nacional, entre otras muchas características. “La originalidad de este trabajo radica en ser el primero en hacerlo con una dimensión amplia de análisis con referencia a lo ocurrido en un departamento. Entrega, en tal sentido, apreciaciones valiosas para la discusión del tema con apoyo bibliográfico, interno e internacional, a la vez que se aproxima con seriedad a lo sucedido y explora sobre diversos asuntos en las nueve subregiones antioqueñas, con base en la indagación de fuentes primarias y secundarias que implicaron un importante trabajo de campo. […] entrega una radiografía actualizada y detallada del estado de la reintegración de los desmovilizados en el departamento. Lee el resto de esta entrada »

Dejar un comentario